domingo, 21 de marzo de 2010

Me “cisco” en Sitel

Cada día una vuelta de tuerca mas, siempre una nueva excusa (terrorismo, islamistas, narcotráfico, blanqueo) en general relacionada con esa “teórica lucha contra el mal” que nunca se erradica (¿por que será?), pero poco a poco y de forma mas o menos soterrada, le van poniendo cerco a nuestra libertad, y “puertas al campo”.

Nuestros amamantados políticos, cada día nos controlan mas, y no para protegernos como dicen, lo hacen para evitar que escapemos a sus redes y poder asegurar así su propia existencia, que no les falte la mamandurria por culpa de un exceso de ciudadanos rebeldes que decidan cerrarles el grifo.

Esto ya no se va a dar, Sitel es solo el principio, el objetivo es registrar toda nuestra vida, historia y sucesos en un casillero para cuando lo tengan que utilizar por supuesto contra nuestros intereses y a favor de los suyos, que como todos sabemos es vivir parasitándonos y atracando nuestros bolsillos.
De esta forma, en poco tiempo será imposible el mas mínimo atisbo de rebelión, ni por error, ni siquiera por objeción de conciencia, ya que el control sobre nuestros movimientos estará sometido a alarmas que pondrán en marcha de forma automática procesos penales a todos los niveles.
Algo parecido a lo que pasa ahora cuando decides no pagar una multa, simplemente se te embarga de tu cuenta corriente “el importe mas la multa por rebelde” y a otra cosa; pero eso si, a lo bestia y a niveles que aun hoy ni imaginamos.

Y esto será así porque lo consentimos, lo vamos consintiendo cada día, lo consentimos cuando nos suben los impuestos y los pagamos, lo consentimos cuando nos enteramos de cómo funciona Sitel, y seguimos utilizando la telefonía, y consentimos y consentimos, y pagamos y pagamos, y cuando nos convocan, les votamos.

Si mañana las compañías telefónicas encontrasen de repente que su facturación baja por debajo del 50% porque la gente no quiere que nadie escuche lo que se habla a través de su teléfono, ¿cuánto tiempo creen ustedes que duraría Sitel?, ¿cuánto tiempo piensan que las compañías telefónicas tardarían en cortarle las alas a los gobiernos socialdemócratas controladores y tramposos?, apuesto algo a que en 24 horas Sitel desaparecía del mapa.

No nos damos cuenta del poder que tenemos, porque se trata de un poder disperso y pequeño en lo individual, pero en realidad, en grupo, somos la razón por la que existen las compañías de telefonía, e incluso los gobiernos, así que es bastante fácil solucionar estos problemas y hacer que el timón de la nave que transporta nuestro destino gire hacia un mundo mejor, solo tenemos que actuar en grupo y con la fuerza del grupo, como se ha hecho siempre, como se hizo la revolución francesa, o como se derribo el muro de Berlín, todos a una, si nuestros políticos nos estafan, hay que despedirlos y no votarles, si nuestras comunicaciones están amenazadas, hay que restringir el uso de la telefonía y de internet a lo estrictamente necesario para la supervivencia, ver mas a nuestros amigos en lugar de llamarles, y lograr que la recaudación de las compañías de telefonía baje dramáticamente, solo de esta forma, tomando el control de la situación, podremos mantener un cierto nivel de libertad en un mundo un poco mas justo, y controlar el poder de los que solo quieren utilizar nuestra energía para mantenerse en su lujo y por encima de nosotros.

Democracia si, abusones no. Apaga tu teléfono, no realimentes sus expectativas.

No hay comentarios: