miércoles, 1 de septiembre de 2010

Resaca Veraniega

Que verano señores, y nos lo queríamos perder.
Nuestros gobernantes felones, han perpetrado todo tipo de desmanes durante el periodo vacacional, por aquello de que la gente de una u otra forma, se desconecta mas si cabe de la actualidad político mediática.
No obstante, la ocasión se pintaba calva para lanzar globos sonda, y como el gobierno ha logrado ya la mas terrible de las ruinas, han estado tanteando con subir aún mas los impuestos a un pueblo, el español, que trabaja horas extras para alimentar a tanto parásito y a tanto politicucho inservible con sueldos de dinamarqués.
Aún resuena en mi memoria la estulta voz del señor Blanco asegurando que los españoles pagan pocos impuestos y quieren servicios de primera. Aunque analizando bien sus palabras, algunos españoles apenas pagan impuestos, concretamente el señor Blanco y todos sus acólitos de derechas e izquierdas, que disfrutan de un tratamiento fiscal especial simplemente por el cargo que desempeñan, muy bien, pues súbanse ustedes los impuestos, y de paso, bajense los sueldos y despidan a mas del 50% de políticos chupasangres que sobran en nuestra administración.

Apoyando lo dicho anteriormente, hemos comprobado como muchos ayuntamientos españoles, están al borde de la bancarrota, arrastran tras de si deudas que llevan a la ruina a miles de empresas que trabajaron para ellos y no han podido cobrar, pero se me antoja aún peor lo que tiene que venir, ya que tanto desmadre publico administrativo solo puede llevar a un resultado.

¿No me creen?, ¿puede ser normal para algún ser humano, que con el panorama que tenemos en España de desempleo y ruina, regalemos dinero a países de dudosa reputación?. Parece que no, pero es aún mas anormal que ese dinero se destine a un país que nos humilla una y otra vez con sus insinuaciones, que no respeta los derechos humanos, y aún así se convierte en el objetivo principal de nuestras ayudas económicas. Algo huele ya muy mal en todo este asunto, y sin contar por supuesto, la disposición de nuestro gobierno para premiar con sus correspondientes millones de euros al grupo terrorista AlQaeda, para que pueda seguir atentando, a cambio de la devolución de unos “cooperantes” que sabían a lo que se arriesgaban.

No quiero amargarle el día a nadie, pero es que la irresponsabilidad de nuestros gobernantes no conoce límites cuando se trata de poner en riesgo al prójimo. Ya ha demostrado el felón de la Moncloa que le importan un bledo los pobres jubilados, pero se reafirma en su desidia, y ha decidido que “el 90% de la hucha de las pensiones esté invertida en deuda publica española”, si, ya se, lo normal es comprar deuda alemana, y así era hasta que el irresponsable dictadorzuelo, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, ha decidido vender la alemana y comprar la española, de esta forma solo pone en riesgo a nuestro país -dos veces de un solo golpe-. Hemos de consolarnos pensando que podía haber sido peor.

Resumiendo, y muy en la esencia de este blog, tienen ustedes muy pronto una ocasión única para demostrarle a todos estos que son una especie de parásito no deseado.
Solo tienen que acudir a la cita electoral como buenos demócratas, e introducir en la urna su sobre de voto completamente vacío, de forma que cuando una mayoría suficiente de ciudadanos democráticos abra los ojos y actúe como merecen todos estos ineptos, se empezarán a solucionar los problemas de una forma mas profesional y responsable, no a base de demagogia y encuestas. No lo duden, su cartera se lo agradecerá.

No hay comentarios: