jueves, 5 de mayo de 2011

¿SENADO?, NO GRACIAS...

Corre por internet una campaña pidiendo la eliminación del Senado Español, esa cámara misteriosa en la que “reposan” todos los amigos obsoletos de los principales partidos políticos, y cuya función es cuando menos discutible.
Argumenta impecablemente la campaña, que países
tan demócratas como Noruega, Suecia, o Dinamarca, no tienen Senado, en los EEUU solo existe un senador por cada estado, y expertos del derecho internacional y constitucional opinan que es una cámara del todo innecesaria, sin embargo, en España seguimos manteniendo a -260 senadores-, con todos sus gastos (secretarías, coches oficiales, dietas, viajes, fotocopias y demás prebendas) sin olvidar las pensiones vitalicias que cada uno cobrará al retirarse. Lo que nos cuesta este –lujo innecesario- es nada mas y nada menos que 55 millones de euros cada año.

Yo creo que los españoles no debemos escatimar en sanidad, ni debemos escatimar en educación ni en infraestructuras, pero creo también que utilizar los impuestos para gastarlos en un Senado inútil, es ampliamente inmoral.
Solo eliminando estos gastos superfluos, y rebajando un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los Presupuestos Generales del Estado (subvenciones a sindicatos, partidos políticos, fundaciones y varios) nos podemos ahorrar mas de 45.000 millones de euros al año. Medidas de este tipo nos ayudarían a afrontar la crisis con la convicción de que podemos erradicarla en muy poco tiempo.

Por este motivo, aunque hay miles de motivos mas, nos sumamos a la petición de votar en blanco al Senado, ya que es algo que ni necesitamos ni queremos, una rémora que nos lastra en estos momentos tan difíciles, los españoles debemos reclamar una Democracia Directa, mas participativa, debemos de reclamar voz y voto, para que las cosas se hagan como queremos todos, no como quieren unos cuantos privilegiados que nos han vendido una “democracia trucada” y llena de agujeros por los que se escapa la voluntad soberana de un pueblo, ya demasiadas veces maltratado por sus políticos. Pienselo seriamente antes de votar. ¿SENADO? NO GRACIAS.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Más razón que un santo