sábado, 13 de agosto de 2011

Debemos cuidar al capitalismo de las influencias de los políticos (5 clips)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En mi opinión, una brillante pieza de ideología. Para comenzar, soy conservador y, por lo tanto, no creo en las utopías liberticidas y tiránicas del socialismo. Pero lo que proponen los neoliberales extremos como éste, es otra utopía, de derechas, pero utopía.

Dejad al mercado lo más libre posible y todos seremos felices y comeremos perdices. Una utopía.

Al principio, el orador ridiculiza la idea de un capitalismo totalmente malvado de los que nos salva la bondad absoluta de los políticos y gobernantes (la idea ridícula que maman los alumnos españoles en la enseñanza pública).

Por el contrario, propone una idea igualmente ridícula: un mercado completamente bondadoso y un gobierno totalmente malvado, cuyo único efecto es impedir la bondad del mercado.

El hombre es una mezcla de bien y mal y, por lo tanto, todo lo que hace está mezclado. El gobierno es un problema y también la solución. El mercado es un problema y también la solución. No hay bienes absolutos ni males absolutos entre las colectividades humanas.

Como dijo Solzhenistin: "La línea divisoria entre el bien y el mal no pasa entre países o sistemas políticos, sino en el medio de cada corazón humano".

La infraestructura de Internet, por ejemplo, fue desarrollada por el estado americano (a través del presupuesto militar). Después Internet fue mejorada por la empresa privada. Aquí tenemos un ejemplo de cómo cada elemento tiene su papel.

Eso no quiere decir que no haya lo contrario. Por ejemplo, hay gobernantes nefastos, como Zapatero. Pero también capitalistas nefastos, como Goldman Sachs (que no crean progreso, sino sólo estafas).

Hay que emplear el gobierno para lo que sea bueno y el mercado para lo que sea bueno, en vez de ideologías maniqueas y simplistas que no se corresponden con la complejidad de la realidad

Fígaro dijo...

Gracias por tu comentario amigo “anónimo”, estoy preparando un articulo donde explico el origen político de esta crisis y de toda la miseria y ruina que se está sembrando sobre el común de los mortales.
Los políticos han tenido claras las cosas, y se las han arreglado de maravilla para utilizarnos “como combustible”.
Me gustaría que vieses el artículo que estoy preparando y lo sometieses a tu análisis.

Gracias por todo